Perverso, pitero y pedorro, aunque a veces se añaden mas "p" al repertorio.

martes, 27 de mayo de 2008

Semanas de trabajos finales, entregas, leer, dibujar, dormir poco y mal, estress, cambios, mamadas pendejas al por mayor y terminar la carrera...

Cuatro años increibles... se estan acabando rapidamente, y lo mas raro es que me muero por salir de ahi... comienzo a alucinar ese lugar que tan buenos momentos me ha dado y mejores amigos... y no veo el moento en que todo acabe..



Ya se que en cuanto ponga un pie fuera del maldito lugar me voy a poner mal ( ya se, de todo me pongo mal), ya me muero por ver que sigue en este cuento de terror....

Bueno ya, basta de azotes, aqui algo de fabulosa diversion aca

martes, 13 de mayo de 2008

Mas cosas que tienen que ver con la naturaleza de este blog

El dia de hoy hablaremos acerca de desmayos. A lo mejor alguno de nuestros escasisimos lectores, sufre del mal que yo sufro, el de desmayarme como damisela a la menor provocaciòn. Si es asi, porfavor hagànoslo saber, estaremos muy contentos de saber que existe otra alma que nos comprende. Ahora relatarè una de las ocasiones en la que me he desmayado, ya habrà tiempo para relatar las otras que en verdad no son tan relevantes como esta. Sucede que mi hermano me enseñaba a patinar (en patineta, no soy tan lerda jaja), cuando yo tenia unos quince años. Yo andaba muy torpemente sobre la patineta, hasta que cai, sobre mis nalgas, que aunque son de gran inmenso tamaño jajajajaja, doliò tanto, que en mis adentros sentì esa amenaza de desmayo que conozco muy bien, es cuando pienso: no no me voy a desmayar, ay no, ay no. Despues dentro de mis extremadamente lùcidos pensamientos previos al desmayo pensè- mmmm vaya que este no es un buen lugar para que me desmaye(esto lo pienso como yo hablàndome desde una nubecita con cara de interesante y una mano en la barbilla).... tengo que encontrar un lugar seguro... mmm ya se, irè a las escaleras allì me puedo desmayar agusto. Despuès de mi epifanìa por dolor de nalgas, caminè con muchos esfuerzos y la vista medio nublada hacia las escaleras. Mi mamà estaba asomada en la ventana de mi casa gritando cosas
ininteligibles en un tono muy agudo. De alguna manera mis fuerzas habian terminado, y yo sucumbì en un charco de muy mala nota. Poco a poco me recuperè y me di cuenta que estaba con la cara en un charco. Mi hermano se acercò y me preguntò- ¿ Què te pasò, por què te tiraste en un charco- lamentablemente mis facultades mentales estaban aun por otro lado, entonces conteste- perdòn me quede dormida.

Esa es la historia queridos, y pues tambièn tiene moraleja, que tiene que ver con una frase que mi querida amiga Bety dice: Cuando te toca aunque te quites, cuando no te toca aunque te pongas. Supongo que esa frase se aplica a todo, hasta a los desmayos pendejos.

Muchas gracias esto es todo por hoy, gracias por acompañarme en esta aventura de revelar mis secretos mas patèticos. Ahora los dejo con imagenes que hacen referencia al caràcter de la ocasion relatada.

Nos vemos a la salida!!

miércoles, 7 de mayo de 2008

Los chicharos no son de nadie


Buenas noches:
La siguiente narraciòn, tiene que ver con lo publicado en este blog recientemente por liz. No se si alguno o varios de ustedes hayan tenido lo que se conoce como un dia de cachetada divina. Yo lo tuve hace mucho tiempo. Debo confesar que cuando sucediò fue de lo mas dramàtico y desgarrador..., ahora me da mucha risa por lo que lo compartirè con ustedes aunque no quieran jaja. Muchos de nosotros hemos estado involucrados sentimentalmente por decirlo de alguna manera, de alguien que tiene pareja, y no una pareja cualquiera, no, una pareja maravillosa, de esas que a su lado parecemos tlacuaches en la basura o algo asi. Bueno, estaba yo en una situaciòn parecida, asi que.. un dia sali de mi casa para distraerme un rato. Me gustan los pescados de metal que venden en las tiendas orientales, entonces sali a comprar unos para hacerme un par de aretes. Sali de mi casa, nada podria salir mal, el hombre y su pareja maravillosa debian de estar muy lejos amàndose, (porque en efecto vivian muy lejos de mi hogar), pero no. Al cruzar la calle para ver el camion vi a una pareja bien suave, que se besaba y reia, eran ellos. No podia dejar que me vieran aunque era casi inevitable, asi que me subi al camiòn lo màs rapido posible. Tuve mucho que reflexionar en el camino, por lo que cuando llegue a la tienda, los aretes eran lo ùltimo que pasaba por mi mente. Comprè dos pescados verdes, y dos pescados negros, eran muy bonitos en verdad. Lo que mencionarè a continuaciòn es un elemento real de la historia, y es muy extraño. En la misma tienda compraba el señor Armando Manzanero, acompañado por un oriental muy alto, o por lo menos mas alto que èl, que sostenìa las compras. Me forme detras de èl en la fila, yo sòlo pensaba en lo mal que me sentia por lo que acababa de presenciar. Entonces de la nada el señor Armando Manzanero tomò unos chicharos empaquetados y se dirigio hacia mi-Son suyos?- Me dice, yo respondì - No, esos chicharos no son mìos. En cuanto escuche lo que acababa de decir me di cuenta, ! claro!, esos chicharos no son mìos, nunca lo fueron, y nunca lo seràn. Tristemente paguè mis pescados y salì de la tienda. Tal vez ustedes pensaran que todo acaba en esta historia con la màgica y mìstica intervenciòn del señor Armando Manzanero, pues no, asi que sigan leyendo.
Ese dìa estaba yo invitada a comer en casa de un tìo, asì que camine hacia la avenida que tenìa que cruzar para tomar el camiòn. Esperando el alto para cruzar, mirè a lo lejos en la misma acera, y vi de nuevo a mi amor imposible con su bella pareja. Caminaban hacia mi de la mano, parecia que me perseguian, sùbitamente el semaforo cambiò, por mis plegarias desesperadas, y pude cruzar la calle desviando la vista con los nervios de punta.
En el camino a casa de mi tìo, seguì pensando, claro los chicharos...... ah que diablos, bueno pues ya ni modo.
Creo que esta historia tiene una moraleja muchachos. Cuando uno se enamora està fregado, porque aunque quiera no puede cambiar lo que siente por el otro u otra, vamos, esta mas allà de nuestro control. El paso del tiempo y las circunstancias nuevas modifican ese tipo de cuestiones, pero siempre hay un punto descisivo. A mi Armando Manzanero me aclarò la mente, aunque fue totalmente patetico, risible, e inverosimil. Lo que quiero decir, pèsimamente, es que (esto lo estoy diciendo con voz de locutora de la estacion AMOR): No teman a enamorarse , ni traten de frenar lo que sienten por alguien, recuerden que Jose Jose o Juan Gabriel siguen vivos, y puede que esten por ai cuando a ustedes se los este llevando pifas.
Gracias por su comprension, buenas noches

sábado, 3 de mayo de 2008

Como patada en los huevos

Ayer vi como se rompìa un corazòn, fuè tan tragico que el mio se rompiò tambien de pura solidaridad.

El muchacho en cuestìon vio el auto de su ex chica en la lejanìa, lo reconocio de todos los autos del universo, y mientras nosotros estabamos en un vehìculo estacionado, el temible vocho pasò junto a nosotros a muy baja velocidad, conducido por el nuevo novio de mi amiga y ella en el asiento del copiloto, ambos riendose y mirandose cariñosamente, domingueando, sin un pedo en la vida ... nononon fue horrible, silencio total, pesado, de muerte... un corazoncito se acababa de hacer pedazos.... y luego:

WAAAAAAAGHH PUTAMADRENOMAMESCHINGADAVERGANOPUEDESER!!!!!!!!!!!!!


ya ya... pronto se te pasarà....